La figura del administrador de fincas es la figura que está más cerca de los vecinos y sus problemas. Por tanto, su figura es clave en la resolución de conflictos y en la gestión óptima de los servicios que se realizan en la comunidad.

Las normas del administrador de fincas

Está regido por la ley de propiedad horizontal y sus propios estatutos, su posición es al lado del presidente y su junta, y tiene amplio conocimiento de los servicios y demandas de la comunidad de propietarios.

Conoce todo tipo de proveedores de los servicios demandados, y de su experiencia en la negociación y contratación de estos servicios se obtiene el mejor resultado para la comunidad de propietarios.

Él es quien informa de los derechos y deberes de la comunidad de propietarios. De normativas, inspecciones, obligaciones tributarias, reclamaciones a ayuntamiento, comunidades vecinas, seguros, etc. Es decir, es un profesional altamente cualificado.

Administrador de fincas actualmente

Las comunidades de propietarios cada vez son más complejas, al igual que la sociedad. Las normativas son cada vez mas técnicas y complejas, por lo que requiere un aprendizaje continuo.

La sociedad también es cada vez más compleja y reclama más cosas. No lo es menos la comunidad de vecinos, y de la alta profesionalidad del administrador de fincas depende muchas veces la resolución de conflictos y la buena marcha de la convivencia.

[ctt template=”3″ link=”6C120″ via=”no” nofollow=”yes”]La figura del administrador de fincas, a veces poco valorada, es pieza clave en la buena marcha y convivencia de la comunidad de propietarios.[/ctt]

Los retos del administrador de fincas

Cómo no, ante la competencia y la regulación, el mayor reto de estos profesionales es el de ofrecer un servicio de calidad al mejor precio. Cada administrador pertenece a su respectivo colegio de administradores de fincas regional, y se mueve dentro de marco normativo y la propia ley.

Desde 2009 no es indispensable que un administrador de fincas esté colegiado, y es una decisión de la comunidad de propietarios elegir un profesional libre sin colegiar o no.

Aunque no es obligatorio contratar un administrador de fincas en la comunidad de propietarios, es una muy buena idea por las labores que ejerce de una manera profesionalizada.

 

Los trabajos que realiza el administrador de fincas

  • Estar al tanto de la ley y las regulaciones respecto a la comunidad de propietarios.
  • Gestión y administración de la finca.
  • Mediación entre vecinos.

Fincas arrendadas

  • Selección del arrendatario.
  • Constitución de la fianza.
  • Contratación.
  • Obtención de la cédula de habitabilidad.
  • Cobro de la renta.
  • Pago de impuestos.
  • Traspasos de locales.
  • Obras de reparación y mejora.
  • Contratación de servicios de limpieza.
  • Liquidación al propietario.
  • Gestión de impagados.

Fincas en propiedad

  • Velar por la buena convivencia de la comunidad de propietarios, sus instalaciones y servicios.
  • Conservación de la finca.
  • Plan de gastos e ingresos.
  • Contratar y controlar a los proveedores.
  • Asesoramiento a la comunidad de propietarios.
  • Contratar y pagar los servicios como obras de reparación, mantenimiento, servicios de limpieza, etc.
  • Relación con la compañía de seguros.
  • Gestión de los trabajadores y sus relaciones laborales.
  • Gestionar de la contabilidad.
  • Gestión de los morosos.
  • Gestionar las peticiones de la comunidad de propietarios

 

En definitiva, todos estos servicios son indispensables a la hora de tener una comunidad de vecinos en armonía y con un buen ambiente para vivir. Por todo esto, un administrador de fincas es a nuestro juicio indispensable para conseguir estos objetivos, y la valoración de estos profesionales es muy importante para este buen funcionamiento tanto para los vecinos como para los proveedores de servicios como nosotros. En una pieza clave.